BIOGRAFÍA DE ZURIÑE RODRIGUEZ TRIATLETA PROFESIONAL

zuriñe rodríguez

ZURIÑE RODRÍGUEZ.

Zuriñe Rodríguez o Zuri, como la llaman sus amigos y familiares, nació en Barakaldo, Bizkaia. Allí vivió hasta los 18 años, bien arropada de su familia. Siempre fue una niña bastante activa. Antes de empezar con el Triatlón no le bastaba con una sola cosa. Por eso,  iba al conservatorio de música, donde tocaba el txistu. Una flauta de tres agujeros típica de Euskadi. También dibujaba en una escuela de arte, iba a danzas vascas, inglés y natación. Gracias a esta última Zuriñe Rodríguez llegó al mundo del triatlón.

Zuri siempre fue una niña muy competitiva. Su primera copa la gano con nueve años en una carrera de sacos en Almendralejo, el pueblo de su madre. Allí competía con niños dos años mayor que ella. Casi en meta, empatada con su hermana, se tiro en plancha para ganar.

TRIATLETA PROFESIONAL.

Su primer triatlón lo ganó y meses más tarde iría al campeonato de España juvenil. Sólo entrenando la natación, consiguió un pódium, por el cual le becaron en la blume tras un seguimiento más específico en concentraciones de triatlón y una toma de tiempo.

Leuven, Bélgica, fue su primer triatlón internacional y la primera vez que competía en distancia olímpica. Todo sucedió el día que cumplía 19 años. Pocos meses antes, se incorporó en la Blume, el centro de alto rendimiento donde vivió durante más de 8 años.

Desde el 2002 ha conseguido varios pódiums en copas del Mundo y ha representado a España fuera de nuestras fronteras en más de 100 ocasiones. Sin duda, su competición más especial fue en Londres en el año 2012, cumpliendo su sueño de participar en unos Juegos Olímpicos.

ENTRE FOGONES.

Tras la participación en los juegos y después de una vida entera dedicada al deporte, Zuriñe Rodríguez movida por su pasión por la cocina, decide cambiar de aires y emprender una nueva aventura en el mundo de la hostelería. Tres intensos años de estudio y plena dedicación en escuelas de hostelería, fuera de las dos ciudades que la vieron crecer (Bilbao y Madrid), sirvieron para que Zuri adquiriera los conocimientos necesarios para hacerse un hueco dentro del mundo de la cocina.

Actualmente, Zuriñe Rodríguez compagina su trabajo como entrenadora de triatletas con su pasión por la competición. Dice sentirse más libre que nunca ya que – ahora cuando corro, no tengo ninguna presión. De cabeza estoy como un toro porque sólo me mueve la diversión de competir -.

Siguiendo su lema “CREER PARA CREAR”, la dama de hierro de Barakaldo sigue creyendo con valentía y pasión en todos los retos que se propone, por lo que podemos estar seguros de que muy pronto nos sorprenderá de nuevo.

 

No se admiten más comentarios